El Vitral de La Ciencia

COVID-19 redujo la esperanza de vida en los Estados Unidos, especialmente entre las poblaciones negras y latinas

Investigadores de la Universidad de California (USC) y Princeton hallaron que la pandemia de COVID-19, que se cobró más de 336.000 vidas en los Estados Unidos en 2020, ha afectado significativamente la esperanza de vida. El estudio fue publicado en  Proceedings of the National Academy of Sciences (Theresa Andrasfay, Noreen Goldman. Reductions in 2020 US life expectancy due to COVID-19 and the disproportionate impact on the Black and Latino populations. Proceedings of the National Academy of Sciences, 2021; 118 (5): e2014746118 DOI: 10.1073/pnas.2014746118). Los resultados permiten proyectar, debido a las muertes pandémicas del año pasado, que la esperanza de vida al nacer para los estadounidenses se reducirá en 1,13 años a 77,48 años, representando la mayor disminución de la esperanza de vida en un año en al menos 40 años y es la esperanza de vida más baja estimada desde 2003.

Es probable que la disminución de la esperanza de vida sea aún más pronunciada entre las poblaciones minoritarias. Para los negros, los investigadores proyectan que su esperanza de vida se reduciría en 2,10 años a 72,78 años, y para los latinos, en 3,05 años a 78,77 años. En general, se prevé que la brecha en la esperanza de vida entre negros y blancos se amplíe en un 40%, de 3,6 a más de 5 años, una prueba más del impacto dispar de la enfermedad en las poblaciones desfavorecidas.

La autora del estudio Theresa Andrasfay, becaria postdoctoral en la Escuela de Gerontología Leonard Davis de la USC. «El efecto desproporcionado de la pandemia COVID-19 en la esperanza de vida de los afroamericanos y latinos probablemente tenga que ver con su mayor exposición a través de su lugar de trabajo o contactos familiares extendidos, además de recibir una atención médica más deficiente, lo que lleva a más infecciones y peores resultados«.

«La enorme disminución en la esperanza de vida de los latinos es especialmente impactante dado que los latinos tienen tasas más bajas que las poblaciones blancas y negras de la mayoría de las enfermedades crónicas que son factores de riesgo de COVID-19«, dijo la coautora del estudio Noreen Goldman. Mientras que Hughes-Rogers, Profesor de Demografía y Asuntos Públicos en la Escuela de Asuntos Públicos e Internacionales de Princeton, expresó «La buena salud general de los latinos antes de la pandemia, que debería haberlos protegido del COVID-19, ha puesto al descubierto los riesgos asociados con las desventajas sociales y económicas«.

Los autores del estudio estimaron la esperanza de vida al nacer y a los 65 años para 2020 para la población total de EE. UU (por raza y etnia). Utilizaron cuatro escenarios de muertes: uno en el que no se había producido la pandemia de COVID-19 y otros tres que incluyen proyecciones de mortalidad de COVID-19 del Instituto de Métricas y Evaluación de la Salud, un centro independiente de investigación de salud global de la Universidad de Washington.

«Las mayores reducciones en la esperanza de vida de las poblaciones negras y latinas se deben en parte a un número desproporcionado de muertes a edades más tempranas para estos grupos», dijo Goldman. «Estos hallazgos subrayan la necesidad de programas y comportamientos protectores para reducir la exposición viral potencial entre las personas más jóvenes que pueden no percibirse como de alto riesgo«.

«Si bien la llegada de vacunas efectivas es esperanzadora, Estados Unidos está experimentando actualmente más muertes diarias por COVID-19 que en cualquier otro punto de la pandemia«, dijo Andrasfay. «Por eso, y debido a que esperamos que haya efectos económicos y de salud a largo plazo que pueden resultar en una peor mortalidad durante muchos años, esperamos que haya efectos persistentes en la esperanza de vida en 2021«.

 

Contact Us