El Vitral de La Ciencia

El Vitral de la Ciencia. Vol 1. N° 6 (2021)

 

 

Volumen 1. (N° 6). Año 2021

 

Ver Revista completa

 

 

 

 

UN PAÍS BAJO ASEDIO Y CON PANDEMIA...
Requiere de la Ciencia (I)

Por Dr. Miguel Alfonzo, Ph.D

Inicio con la frase de Risieri Frondizi, filósofo, fundador de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Central de Venezuela (UCV) y Rector de la Universidad de Buenos Aires (Argentina, su país natal), porque esa pregunta resume y encierra una gran sabiduría, y yo trato de practicarla desde mi juventud, mucho más cuando decidí estudiar Biología en la UCV.

Esta pregunta, hoy aún tiene mucha vigencia, y es por una sencilla razón: son palabras poderosas que ubican al lector en el aquí y en el ahora. No hay mayor experiencia de aprendizaje que el vivir ubicado en la realidad.

Este aquí y ahora nos hace ver la enorme complejidad que estamos viviendo como humanidad con la pandemia del coronavirus, la cual ha logrado romper paradigmas en pocos meses. Ha obligado a que gran parte de nosotros enfoque su mirada a la realidad, levantar la nuca contraída por el largo tiempo de estar mirando nuestros celulares.

Ver Artículo completo

 

UN PAÍS BAJO ASEDIO Y CON PANDEMIA…
Requiere de la Ciencia (II)

Por Dr. Miguel Alfonzo, Ph.D

En el primer capítulo de este tema, hemos visto como la estrategia de crear Zonas Económicas Especiales (ZEE) en varios países pueden ser exitosas, tal como lo detallamos en el caso de China.

Para este país asiático, implicó tiempo, una política continúa por parte del Estado chino, formación del talento humano a través del aumento de ingreso a la Educación Universitaria (EU), la creación de nuevas universidades y consolidación de las existentes. Para esto último, se necesitó una gran inversión financiera por parte del estado chino en I + D. Para el año 2020, China gastó 378.000 millones de dólares en I+D, un incremento del 10,3 % respecto a 2019, según informó la oficina de estadística del país, lo cual representa la mayor inversión del mundo (El Economista, 01/03 /2021).

Para este segundo capítulo, quiero desarrollarlo por completo para el caso de Venezuela y sobre el reciente anuncio del ejecutivo nacional de la reactivación de las ZEE, una estrategia del país para romper el cerco de EE.UU., el cual, ciertamente va requerir de personal especializado de las diferentes áreas del conocimiento, pero especialmente las de las Ciencias Básicas y las de Ingeniería, Arquitectura y Tecnología.

Ver Artículo completo

 

Declive del Interés de los Jóvenes por la Ciencia

Por Dr. Carlos Aponte, Ph.D

Quiero comenzar narrando tres historias que relataba en un artículo previo (2) y que parecen conectarse a pesar del tiempo y el espacio que las separaba. Una de ellas acontece en los años 80, en una de las ciudades satélites de la Gran Caracas. Allí, soy testigo de un hecho particularmente llamativo. A eso de las 10:00 am, de un domingo cualquiera, escucho gritar a unos jóvenes (17- 20 años de edad) llamando a otro desde la planta baja de un edificio. El objetivo de éstos era incitar al joven, que se encontraba en el octavo piso del edificio, a bajar para jugar un partido de Baseball. Debo remarcar, en este momento, que lo que yo llamo jóvenes, en la narración, son los que se les denominaba en el argot de la época: “malandros” (según la Real Academia Española de la Lengua: m. y f. coloq. Ven. Delincuente, especialmente el joven. U. t. c. adj.); incluso habían ya incursionado –algunos de ellos- en el mundo de las drogas. Ahora bien, retomemos la narración. El joven del octavo piso contesta al llamado de los compañeros con una deliciosa frase y con ese estilo típico del lenguaje construido en la calle: – ¡Nooo ‘maaano, yooo voy’a vé Cosmos!

Ver artículo completo

 

LA CIENCIA EN NUESTRA PATRIA GRANDE
¿Por qué y para qué?

Por Dr. Carlos Ramírez D. Sc

El desarrollo de un pensamiento sistemático, dinámico, no enclaustrado, es decir, el desarrollo armónico de las facultades intelectuales y comunicativas del investigador sería inconsistente si no pasa del mundo de las opiniones empíricas al mundo del pensamiento racional y no aprende a pensar con rigor, coherencia y verdad; pero también enriquecerse a base del respeto por el pensamiento diferente e incluso opuesto, ya que de él se alimenta para crecer.

Es obligatorio para quien se inicia en el proceso de la investigación, partir de conceptos básicos que le permitan comprender cómo operan los mecanismos y el proceso del pensar y las formas de conocimiento de la realidad circundante. El estudiante de ciencia, si ha de involucrarse en investigación, debe iniciarse en el conocimiento y uso apropiado de la terminología que se maneja en el terreno de la investigación en general. Nadie puede preciarse de ser un buen investigador si no conoce los antecedentes de la teoría que pretende utilizar para comprender los hechos de la naturaleza y de la sociedad.

No es posible abordar el trabajo de investigación sin contar de antemano con unas herramientas básicas para el pensamiento y la acción. Y dichas herramientas han emprendido un largo camino en el trasegar de un individuo que sea hacedor de Ciencia. Desde los conocimientos adquiridos desde su tierna infancia hasta la madurez intelectual que le permitan desarrollar una carrera científica.

Ver artículo completo

 

Notas sobre la Agroecología Política Urbana como Campo Emergente
Estudio y acción militante en Latinoamérica

Por Lic. Eder Peña

Las condiciones del entorno, llamadas convencionalmente “ambiente”, influyen sobre el modo de agregación de las sociedades y configuran tanto las relaciones sociales como sus modos de generar y acceder al conocimiento.

Son múltiples los enfoques y disciplinas que han abordado la necesidad de replantear la relación entre las condiciones de vida humana, entre ellas el hábitat y la alimentación, con el resto de la naturaleza. Desde la geografía crítica, pasando por la ecología humana hasta las llamadas ciencias sociales se han sumado a discutir el papel de las ciudades en las posibilidades de estabilidad tanto en las poblaciones humanas como en los ciclos biogeoquímicos y la biodiversidad.

Ver artículo completo

 

 

LA JUVENTUD Y LA CIENCIA.
Una mezcla beneficiosa

Por Lic Adriana Martínez

Desde épocas ancestrales el ser humano ha tenido la necesidad inexorable de descubrir y realizar distintas interrogantes sobre el mundo que lo ciñe y el ser en sí mismo. Así pues, la ciencia se ha configurado como el medio perenne para alcanzar un conjunto de saberes y conocimientos que han dado respuesta y derivado evidente influencia en el desarrollo vertiginoso de la humanidad (Figura 1) con sistemas básicos para sobrevivir, desde las distintas áreas de estudio y especialidad en disímiles clasificaciones que básicamente estriban en ciencias naturales, ciencias humanas y ciencias formales.

Ver artículo completo

Contact Us